Compra online. Si lo quiero, Lopido.com

La higiene íntima también es cosa de hombres


Publicado en Bienestar Sexual | lunes 14 de marzo, 2022


...

 

La higiene íntima suele estar asociada al mundo femenino. Basta con mirar el área de cuidado personal de algunas tiendas para comprobar la enorme variedad de productos de este tipo para mujeres. Sin embargo, ellas no son las únicas que deben cuidar su zona íntima. Por sus características, ubicación y funcionalidad, la zona íntima masculina también requiere cuidados especiales.

En la zona genital hay un conjunto de órganos con varias funciones, entre ellas sexuales, de reproducción y de micción. Además, esta zona tiene cerca la zona anal. El órgano sexual masculino tiene pliegues que favorecen la acumulación de secreciones y lo hacen susceptible a la proliferación de microorganismos como hongos y bacterias. Por esta razón es fundamental tener una buena higiene íntima.

No obstante, la higiene íntima masculina no siempre recibe la atención que merece, una afirmación con la que coinciden diversos expertos, entre ellos Vicente Briet, psicólogo clínico y especialista en sexología. Briet afirma que algunos hombres, ya sea por falta de información o por desconocimiento, cometen el error de no lavar adecuadamente sus genitales, lo que puede acarrear molestias, malos olores e incluso infecciones.

El auge de la higiene íntima masculina

La percepción generalizada de que la buena higiene íntima es cosa de mujeres está cambiando. Tanto es así que se estima que el mercado mundial de productos de aseo masculino obtendrá 223.876 millones de dólares en ganancias entre 2019 y 2027, según datos de ReportLinker, una empresa de tecnología que produce datos y pronósticos para diferentes mercados.

El hecho de que cada vez más hombres comprenden la importancia de tener una buena higiene íntima ha impulsado la oferta de productos especialmente diseñados para este fin. Es fundamental que los hombres utilicen productos limpiadores con una composición química específica para su piel y anatomía, pues no funcionan los que han sido elaborados para la higiene femenina. 

El pH de la zona íntima, es decir, el grado de acidez de la piel de esta área, es diferente en hombres y mujeres. En ellos, el pH de sus áreas íntimas es de entre 5 y 5,5, mientras que en ellas es de entre 3,8 y 4,5. Si se utilizan productos con un pH más alto o más bajo que el de la piel donde se aplican, se destruye su barrera de protección natural. Esto desequilibra la piel, lo que contribuye a que bajen sus defensas y sea más susceptible a infecciones.

Por ello es muy importante limpiar de manera adecuada y segura la zona íntima con productos con pH balanceado. Además, el jabón o limpiador utilizado debe ser: 

  • Suave: se recomiendan los Syndet, comúnmente llamados “jabones sin jabón”. Son surfactantes sintéticos y no provienen de aceites ni otro tipo de grasas, por lo que no irritan la piel. 
  • Sin sulfatos: se trata de ingredientes desengrasantes muy usados en productos de limpieza, que pueden ser demasiado agresivos para la zona íntima.
  • Sin perfumes: los dermatólogos afirman que pueden provocar irritaciones o alergias.

Cómo tener una buena higiene íntima masculina

  Dado que el público masculino está cada vez más abierto a todo lo relacionado con el cuidado personal, incluso la higiene          íntima, es importante tener claras las pautas básicas de una limpieza adecuada.

  • Lavarse a diario

La zona íntima recibe poca ventilación y cuando hay exceso de sudor se convierte en el ambiente idóneo para la acumulación de bacterias. Por ello es fundamental higienizar a diario esta área. También es importante hacerlo antes y después de tener relaciones sexuales. Los expertos recomiendan hacer el lavado con agua tibia y con el jabón adecuado, y prestar especial atención a la zona bajo el prepucio, así como en las zonas más ocultas por los pliegues o el frenillo. Posteriormente, hay que aclarar con abundante agua.

  • Secarse bien el área

Las bacterias aman el clima húmedo y cálido, por lo que es imprescindible secar muy bien la zona íntima tras la limpieza. Es importante hacerlo de forma suave, sin frotar, para no irritar la delicada piel de esta área. Se recomienda utilizar una toalla específica para este fin y dejar que se seque bien antes de volverla a utilizar.

 

...

    Suscríbete a nuestro boletín



    ...

      Suscríbete a nuestro boletín