Compra online. Si lo quiero, Lopido.com

Sexting: una práctica que, con precaución, es posible disfrutar


Publicado en Bienestar Sexual | jueves 26 de mayo, 2022


...

Sexting es la práctica por la que las personas que mantienen una relación íntima se envían por celular mensajes de texto, fotos y videos con contenido sexual. ‘Sextear’ es una forma de explorar la sexualidad, la confianza y la intimidad. 

El ‘sexteo’ es más común entre adolescentes y adultos jóvenes, dada su pericia en el manejo de dispositivos digitales. En Australia, por ejemplo, casi el 15% de los adolescentes han enviado mensajes de texto con contenido sexual y el 27% los han recibido, según la Universidad de Calgary..

Para quienes llevan a cabo esta práctica, es importante que lo hagan de forma segura.

Consejos para sextear de manera segura

  • Tiene que haber consentimiento, confianza y respeto: obtener el consentimiento de la otra persona es importante en cualquier encuentro sexual, incluidas los contactos sexulaes en línea. Hay que hablar de lo que a cada persona le gusta y de lo que no, y sobre qué tipo de imágenes o mensajes le gustaría enviar.
  • La comunicación es fundamental: a la hora de practicar el sexting, ya sea con la pareja o no, es clave dialogar antes de enviar un sext y evaluar cómo se sienten las dos personas. 
    También se debe hablar sobre si se desea o no eliminar fotos y videos, pues hay quienes no quieren archivar sexts en sus dispositivos.
  • No hacerlo bajo presión: es posible que haya presión social por practicar sexting para estar ‘a la moda’. Sin embargo, no hay que dejarse intimidar ni chantajear. Está bien decir que ‘no’.
  • Tener el celular cargado: a la hora de practicar sexting, ya sea por videollamada o mediante el envío esporádico de fotos y videos, es importante tener la batería del celular cargada para que la conversación sea fluida. Tener cargado el celular permite también eliminar de inmediato cualquier imagen o texto.
  • Proteger la identidad: para no ser víctima de acoso cibernético, se sugiere no compartir material explícito que exponga el rostro.
  • Ser consciente del uso de la tecnología: para evitar que alguien pueda ver sexts por accidente, o que un tercero vulnere el dispositivo móvil o el almacenamiento en la nube, es importante tener contraseñas seguras y realizar copias de seguridad que puedan usarse en caso de que el celular se pierda o lo roben. Lo más recomendable es eliminar cualquier tipo de archivo sexual de los contenedores de basura digital.

Beneficios del sexting

  • Afianza las relaciones de pareja: el sexting es una forma de mantenerse conectado con la pareja cuando no están físicamente juntos. El sexting fortalece los lazos, porque si ambas personas se sienten suficientemente cómodas, se desarrolla un vínculo más estrecho de confianza. La clave es tener una comunicación saludable que evite que haya momentos vergonzosos.
  • Explorar la sexualidad: practicar sexting despierta la imaginación sexual y permite materializar fantasías que en persona son más difíciles de hacer realidad. El sexting también libera la tensión sexual y estimula la exploración.
  • Mejora la autoestima y se reduce el estrés: el sexting mejora la confianza personal y aumenta el bienestar. Al ser una práctica tan íntima, las personas sienten que pueden acomodarse como gusten y donde gusten para enviar fotos, videos y textos explícitos.
  • Hay mayor creatividad: sextear potencia la creatividad: se pueden practicar Juegos de roles o usar juguetes sexuales.
  • Ayuda a mantener las relaciones a distancia: si existe una relación sólida, el sexting puede ayudar a las parejas que no están cerca a mantener la intimidad y satisfacer los impulsos sexuales. Intercambiar mensajes con contenido sexual profundiza la comunicación y crea conexiones más fuertes.

Riesgos de practicar sexting

  • Ser víctima de bullying y exposición cibernética: es difícil estar completamente seguro de que un mensaje sexual será privado o que no se compartirá en internet o en redes sociales, sobre todo cuando se está con un desconocido o con quien no hay confianza absoluta.
  • Sufrir acoso: una filtración mediática de sexting puede ser motivo de acoso. Un acosador cibernético puede hostigar a una persona por mensajes de voz o texto, y publicar (o amenazar con hacerlo) fotos, videos o información personal en internet o redes sociales.
  • Problemas legales con menores de edad: la práctica del sexting con menores de 18 años podría ser motivo de acusación por pornografía infantil, incluso si todos los que participan son menores de edad.
  • Perjudicar la reputación a futuro: la filtración de fotos o videos hechos durante la adolescencia puede dañar la reputación de una persona y tener consecuencias adversas sobre la vida personal y laboral.
  • No usar aplicaciones confiables: la pospandemia y el auge de la tecnología impulsaron los emprendimientos en línea, entre ellos las aplicaciones para practicar sexting. Hay que tener mucho cuidado con estas aplicaciones, pues muchas, según el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, pueden ser estrategias para capturar material audiovisual sin permiso y venderlo a páginas web ilegales.
    Es importante leer e investigar sobre estas herramientas digitales; lo más aconsejable es usar servicios de mensajería instantánea con avanzados protocolos de cifrado de extremo a extremo para asegurar la privacidad de las conservaciones. También se sugiere usar aplicaciones que permitan desaparecer fotos o videos en segundos, horas o días.

...

    Suscríbete a nuestro boletín



    ...

      Suscríbete a nuestro boletín