Compra online. Si lo quiero, Lopido.com

5 formas de cuidar el medioambiente desde el hogar


Publicado en Hogar | lunes 14 de marzo, 2022


...

 

El cambio climático está deteriorando la vida en la Tierra. Son frecuentes las noticias sobre inundaciones, sequías, deshielos de los polos, derrames de petróleo o desaparición de especies animales y vegetales.

Los humanos tenemos una gran responsabilidad sobre lo que pasa con el medioambiente. Nuestras formas de vida, marcadas por el consumo excesivo y la generación de desechos, han hecho que la temperatura global aumente. De hecho, la Organización Meteorológica Mundial declaró que 2021 fue uno de los años más cálidos de la historia y se prevé que la temperatura vaya en aumento. 

En vez de considerar el deterioro ambiental como un tema exclusivo de gobiernos y organizaciones multilaterales, las personas podrían comenzar a realizar pequeñas acciones en sus casas amigables con la ecología. 

¿Cómo ayudar al medioambiente en el hogar?

 

  • Dejar el auto en casa

La compra de vehículos no disminuye. De acuerdo con la Organización Internacional de Fabricantes de Vehículos Motorizados, en 2021 se registraron más de 35 millones de vehículos nuevos.

Si se deja el auto en casa, se puede ahorrar dinero, mejorar la salud y reducir los gases de efecto invernadero. Otras acciones ecoamigables relacionadas con los vehículos son las siguientes: 

  • Cambiar el carro por uno eléctrico: los vehículos eléctricos son una tendencia en aumento. Las ventas crecieron un 26% en el mercado mundial en 2021, de acuerdo con el portal GreenCars. 
  • Compartir el carro: hay aplicaciones que conectan a personas que desean compartir su carro para ir al trabajo o la universidad. Esta práctica ahorra dinero y disminuye el número de vehículos en las calles. 

 

  • Reducir el desperdicio de comida 

 

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) calcula que un tercio de los alimentos en el mundo se pierden o se desperdician. Esa comida termina en los basureros y emite metano, un gas de efecto invernadero muy dañino.  En los hogares, el desperdicio de comida puede evitarse con:

  • Compras conscientes: la clave es elaborar una lista de compra y seguirla al pie de la letra. Tomar consciencia de lo que realmente se necesita contribuye a disminuir los desperdicios. 
  • Monitorear la basura: para saber realmente cuánta comida se desperdicia, se puede registrar semanalmente cada plátano mohoso y cada caja de cereal a medio comer que se tira a la basura, y controlar los alimentos que se dañan en la nevera. Esta práctica ayuda a identificar patrones y modificar hábitos de compra.
  • Hacer una composta hogareña: no se necesita vivir en una granja o tener un patio para probar este método de eliminación ecológico. Hacer un compostaje es reciclar nutrientes en el ecosistema para utilizarlos, por ejemplo, como abono. 

 

  • Reciclar

Los platos desechables, los tenedores de plástico y los paquetes de alimentos son pequeños, pero suman. De acuerdo con el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC) ―una de las más grandes organizaciones del mundo defensoras de la ecología― cada año unos 12,7 millones de toneladas métricas de desechos plásticos terminan en el océano. 

Para disminuir el consumo de plástico en los hogares se puede:

  • Tener un vaso, un termo y un pitillo personales: esta es una de las maneras más eficientes de disminuir el uso de materiales plásticos. Llevar su propio termo de agua o no aceptar pitillos en los restaurantes ayuda a crear consciencia sobre este tema. 
  • Eliminar las bolsas: una bolsa puede tardar hasta mil años en descomponerse. Por ello, llevar bolsas de tela al supermercado puede marcar la diferencia. Además, los alimentos pueden conservarse mejor en contenedores de vidrio dentro de la nevera.
  • Reciclar los empaques: cualquier embalaje de cartón, papel o plástico puede reciclarse o reutilizarse. 

 

  • Comer de manera saludable

Cada etapa del proceso de producción de alimentos, desde el empaque hasta el envío, utiliza energía. Y ciertos alimentos dejan una huella de carbono mayor que otros. Estos son algunos consejos para comer de una forma más respetuosa con el medioambiente:

  • Disminuir el consumo de carne: de acuerdo con la FAO, las cadenas de suministro de ganado emiten el 14,5% de los gases de efecto invernadero. La ganadería bovina (carne de res, leche) es responsable de alrededor de dos tercios de ese total. En casa se puede ayudar al medioambiente si se disminuye el consumo de carne.
  • Comprar orgánico: pese a que son un poco más costosos, la ventaja de los alimentos orgánicos es que en su producción no se usan fertilizantes ni pesticidas. El resultado es menos contaminación y suelos de mejor calidad.

 

  • Disminuir la compra de ropa

 

La industria de la moda produce unos 1.200 millones de toneladas de CO2 equivalentes al año, más que las industrias del transporte marítimo y la aviación juntas, según la organización Climate Council. Las personas podrían ayudar al medioambiente con pequeñas acciones como:

  • Reciclar y reusar: alrededor de dos tercios de la huella de carbono de una prenda provienen de la producción de sus fibras sintéticas (que componen el 65% de la ropa), principalmente poliéster y nailon, que no son renovables. Otro material, el algodón, también requiere agua, fertilizantes e insecticidas. La mejor opción es reciclar y reusar las prendas de vestir (convertir unos jeans viejos en un bolso, por ejemplo). 
  • Mejorar la relación con la ropa: la industria de la moda ha alentado el consumo excesivo y las compras impulsivas. Para hacerle frente a esta tendencia se pueden adoptar costumbres como intercambiar ropa con amigos y familiares o comprar ropa de segunda mano.

 

...

    Suscríbete a nuestro boletín



    ...

      Suscríbete a nuestro boletín