Compra online. Si lo quiero, Lopido.com

¿Cómo afecta a la piel el consumo de azúcar?


Publicado en Cuidado de la piel | lunes 9 de mayo, 2022


...

La piel es nuestro órgano más grande. Esa debería ser la principal razón para ponerle atención a su cuidado. Aún así, muchas personas suponen que su cuidado no es tan importante o ignoran cuánto y cómo deberían cuidar su piel. 

 

Practicar rutinas de cuidado y usar productos para mantener la elasticidad y la suavidad de la piel son buenas opciones para lucir una piel sana y brillante y para evitar problemas como el acné, las arrugas y el envejecimiento prematuro.

 

Otra buena práctica es limitar el consumo de azúcar. 

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de azúcares artificiales (alimentos y bebidas procesadas) y naturales (miel, jarabes, jugos de fruta) puede causar enfermedades como diabetes, obesidad, afecciones dentales e insuficiencia renal, entre otras. 

 

Pero los daños ocasionados por el azúcar no solo se limitan a enfermedades no transmisibles; otras de las consecuencias del consumo excesivo de azúcar son los efectos negativos en la piel, que pueden deteriorar notablemente su apariencia. 

 

¿Qué le hace el azúcar a la piel?

 

El exceso de glucemia (el azúcar en la sangre) puede causar glicación, una reacción química que se produce cuando la cantidad de glicemia supera lo que nuestro organismo puede procesar con la insulina. Esta reacción es una de las causantes de la pérdida de elasticidad, pues disminuye el colágeno y acelera la oxidación de la piel, según el Servicio de Farmacología Clínica de la Universidad de Navarra. 

 

El azúcar puede afectar la piel de las siguientes formas:

 

  • Piel seca: afecciones inflamatorias de la piel

 

Alimentos como el pan blanco, las gaseosas, los aderezos, los dulces y los productos horneados son de alto índice glucémico; es decir, estos productos aumentan rápidamente la glucosa en la sangre, lo que a su vez aumenta la inflamación en el cuerpo.

 

Tener el cuerpo inflamado puede causar reacciones en la piel como psoriasis, rosácea o eczema, cuyos síntomas son enrojecimiento, escamas o manchas rojas y blancas, en especial en las personas con piel seca. 

 

  • Piel grasa: acné

 

Los azúcares pueden estar relacionados con la aparición de acné en la piel grasa por dos motivos. El primero está relacionado con la inflamación de la piel, que la hace más propensa a sufrir brotes de acné. 

 

El segundo motivo tiene que ver con el aumento de la producción de sebo debido a la gran cantidad de azúcar en la sangre. El exceso de grasa en la cara es un factor que influye en la aparición del acné. 

 

  • Todo tipo de piel: envejecimiento prematuro 

 

El azúcar descompone el colágeno y la elastina, dos componentes que dan estructura y firmeza a la piel. Por este motivo, uno de los efectos más dañinos del azúcar es hacer que la piel luzca arrugada, flácida y seca. 

 

Cómo reducir los efectos del azúcar en la piel 

 

Erradicar el azúcar completamente de nuestra dieta puede ser una tarea casi imposible. No obstante, es importante comenzar a reducir el consumo de azúcar. Según la OMS un adulto no debe tomar más de 25 gramos de azúcar al día (unas seis cucharaditas tipo café o seis terrones de azúcar). 

 

Además, se puede seguir algunas recomendaciones como:

 

  1. Aprender a reconocer los «azúcares ocultos»: 

 

El azúcar se esconde bajo varios nombres en las listas de ingredientes: jarabe de maíz (que posee mucha fructosa), malta de cebada, glucosa, fructosa, galactosa, sacarosa (azúcar de mesa común), lactosa (azúcar de la leche), o maltosa (producto de la digestión del almidón), de acuerdo con el portal Medlineplus.  

 

Uno de los primeros pasos para reducir el consumo de azúcar es convertirse en un experto a la hora de leer etiquetas, para así evitar comprar y consumir alimentos altos en azúcar. 

 

  1. Sustituir los alimentos procesados ​​por alimentos naturales

 

Los snacks procesados ​​como pasteles, galletas y dulces están llenos de azúcar. Para combatir un antojo es mejor reemplazar la comida chatarra por alimentos naturales como frutos secos, aguacate, manzanas, papaya, piña, batatas o zanahorias, que contienen nutrientes como vitaminas A y C, antioxidantes y propiedades antiinflamatorias. 

 

Otra opción es cambiar el chocolate con leche por el chocolate negro, que tiene menos azúcar y es una fuente de antioxidantes que ayudan a proteger el corazón, de acuerdo con un estudio publicado en Clinical Nutrition.

 

  1. Disminuir el consumo de bebidas azucaradas

 

Los jugos de frutas, las gaseosas, el vino, los cócteles, la cerveza, las bebidas energéticas y los cafés con crema batida y caramelo están repletos de azúcar que daña la piel. Eliminar paulatinamente las bebidas cargadas de azúcar de la dieta tendrá un gran impacto. 

 

Las bebidas azucaradas se pueden reemplazar por agua o té verde, que saciarán la sed y mejorarán la apariencia de la piel. 

 

...

    Suscríbete a nuestro boletín



    ...

      Suscríbete a nuestro boletín