Compra online. Si lo quiero, Lopido.com

La rutina para desmaquillarte que agradecerás siempre


Publicado en Maquillaje y cuidado de la piel | lunes 14 de marzo, 2022


...

 

Así como a diario te levantas, te lavas la cara y te aplicas el Serum, el bloqueador y el hidratante para maquillarte, cuando llegues a casa o antes de dormir debes seguir una rutina de desmaquillaje que proteja y cuide tu piel.

Por qué desmaquillarte

Durante todo el día, tu rostro está en contacto con impurezas que pueden tapar tus poros y ocasionar afecciones cutáneas, tales como acné. Incluso el maquillaje puede causar daño. Por lo tanto, es muy importante que mantengas una rutina especial de higiene para tu piel y escojas muy bien los productos que te aplicas.

Retirar el maquillaje todas las noches te ayuda a mantener tu piel limpia y fresca para que pueda respirar y las células se renueven durante el descanso nocturno. Si no lo haces, puedes experimentar deshidratación, desnutrición, opacidad, oxidación, arrugas y sensibilidad.

Cómo desmaquillarte

Sigue estos pasos para mantener la salud de tu piel:

  1. Identifica tu tipo de piel, para que selecciones adecuadamente los productos más convenientes. En cualquier caso, aléjate de productos con compuestos comedogénicos, toallas perfumadas que contienen conservantes y alcohol, o cualquier producto que afecte el Ph de tu piel o pueda causar granos.

        Para pieles secas, lo ideal son los aceites y las lociones. También es recomendable mantenerse al margen de aguas                        desmaquillantes. Las pieles grasas deben limpiarse con fórmulas no grasosas; el agua micelar es una buena opción. Las              pieles sensibles deben cuidarse con productos especiales que protejan el rostro de enrojecimientos e irritaciones.

  1. Lava muy bien tus manos, pues estarán en contacto directo con tu rostro y no quieres atraer impurezas o agentes contaminantes.
  2. Limpia tu rostro: utiliza un jabón suave adecuado para tu tipo de piel o una loción limpiadora que no necesite agua para retirarla. Hazlo suavemente, sin presiones excesivas para evitar enrojecimientos o daños. Debes hacerlo de forma ascendente y de adentro hacia afuera para proteger la elasticidad de la piel. ¡No olvides el cuello!
  3. Desmaquilla tus ojos: usa un producto especial para evitar alergias o molestias. Emplea un algodón para cada ojo y pásalo sutilmente sobre tus párpados.
  4. Desmaquilla tus labios: puedes usar alguna loción desmaquilladora y un algodón.
  5. Enjuaga tu rostro: asegúrate de mantener la piel completamente limpia y retirar los restos de producto que hayan podido quedar. El agua tibia es aliada de las pieles grasas.
  6. Aplica tu tratamiento nocturno: la piel limpia está lista para recibir los productos adecuados para la regeneración celular. Aplica el tónico, el Serum o la hidratante que utilizas según tu tipo de piel y descansa.

Recomendaciones adicionales

Para lucir una piel radiante es importante cuidarla todos los días. Utiliza un buen bloqueador solar: aplícalo desde la mañana, incluso si vas a permanecer en casa. Recuerda que la radiación de los bombillos y del computador, por ejemplo, puede afectar tu piel. Exfolia tu rostro una vez por semana; hazlo de forma delicada, con una presión leve que no ocasione daños.

Además, cuida tus gestos. Fruncir el ceño hace aparecer arrugas en la frente y alrededor de los ojos. Masajea tu rostro durante tus rutinas de cuidado de la piel para facilitar los movimientos musculares y liberar tensiones. 

...

    Suscríbete a nuestro boletín



    ...

      Suscríbete a nuestro boletín