Compra online. Si lo quiero, Lopido.com

Lo que debes tener en cuenta a la hora de escoger un perro que vaya con tu estilo de vida.


Publicado en Hogar y mascotas | lunes 14 de marzo, 2022


...

 

Los perros es la especie animal que mejor se ha adaptado a convivir con las personas; incluso han desarrollado comportamientos parecidos a los de los humanos. 

Los humanos y los perros pueden relacionarse de múltiples maneras: hay perros de trabajo, de asistencia y de compañía, por ejemplo. También hay muchas razas de perros. De allí que sea importante tener en cuenta varias consideraciones para conseguir alcanzar una sana, armoniosa y positiva convivencia entre humanos y caninos.

Desde el punto de vista conductual, el perro es un cazador furtivo, promiscuo, carroñero, social, territorial, con propensión a ladrar y que usa la orina y la materia fecal para comunicarse y sus dientes para defenderse o agredir.  

Se han identificado seis clases de perros de acuerdo con su relación con el ser humano: 

  1. Salvaje (salvaje por años)
  2. Asilvestrado (salvaje por generaciones)
  3. Vagabundo sin dueño (abandonado y nacido de hembras vagabundas)
  4. Vagabundo del vecindario (propiedad del vecindario; todos le dan de comer, pero nadie se responsabiliza por él)
  5. Vagabundo con familia (propiedad de un individuo que no lo tiene encerrado en su casa)
  6. Restringido (propiedad de un individuo que le impone al perro restricciones para salir).

Con esta referencia como punto de partida, las diferentes clases de perros están definidas por el grado de restricción impuesto por el hombre, y por la disponibilidad de recursos (refugio y comida).

Así, ya sabes algo, aunque ambiguo, pero importante, sobre las características de la mascota que quieres llevar a tu casa.

Cosas que debes tener en cuenta

Tener un perro dice mucho de ti. Los perros también dan forma a lo que somos y a lo que podemos ofrecer a los demás, y son parte de muchos hogares. 

A continuación mostramos algunas consideraciones que debes tener en cuenta a la hora de decidir convivir con un canino, para que tanto tú como tu mascota sean felices:

  • Ten en cuenta el carácter de la mascota. Algunos animales pueden ser más afines a tu personalidad. Los labradores, sabuesos y golden retriever, por ejemplo, tienden a tener buen carácter y a ser cariñosos. Caso contrario sucede con los bóxer, pinscher, pitbulls, pastores alemanes y dobermans, cuyo comportamiento es impredecible.
  • Conoce los antecedentes de tu perro. Si vas a adoptar uno, selecciona refugios con buena reputación: puedes correr el riesgo de adoptar un animal enfermo y poner en peligro tu salud. Si lo vas a comprar a un particular o a una tienda, pregunta por la circunstancias de la separación de la madre; si se realizó de forma poco adecuada, podría pasar que los rasgos de la personalidad del canino no estén consolidados. Esto hará más difícil que puedas enseñarle límites y conductas.
  • Si el perro es adoptado ya sabes que viene con “un pasado” que ha moldeado su conducta. Aunque con autoridad se le pueden imponer cambios, lo esencial es ganarse la confianza del animal. Es común que los perros les teman a los hombres. Si ladra en exceso lo peor es gritarle: lo más seguro es que se ponga nervioso y prolongues su miedo.
  • Observa al animal en compañía de otros perros y de seres humanos. Su comportamiento te permitirá anticipar (especialmente cuando es cachorro), si es sociable con otros animales y con los seres humanos, activo y juguetón, o si por el contrario es tímido y tranquilo.
  • Recuerda que los perros pueden ser fuente potencial de alergias o enfermedades.  Verifica si eres alérgico al pelo de los perros. Puedes estar seguro siempre que emplees prácticas de higiene, en especial lavarse las manos después de jugar con él y antes de comer.
  • Ten en cuenta el tiempo que tienes para cuidarlo. Los perros requieren atención constante. Debes alimentarlos, bañarlos, limpiarlos después de que hacen sus necesidades y sacarlos a pasear.
  • Lo más importante de todo es que comprendas que adoptar un animal como mascota es una responsabilidad que, luego de asumirla, no puedes ignorar. Nuestras mascotas, independientemente de su especie, necesitan tiempo de adaptación, amor y entretenimiento. Así te ofrecerán su lealtad incondicional.

Otras consideraciones

Los perros tienen sus propias conductas y formas de comunicarse. El hecho de que se les considere como miembros de una familia no significa que deban vivir como los humanos.

El ritual de la comida, el lugar donde descansan y desarrollan sus actividades, y otros hábitos influyen en su bienestar. Es importante que evitemos que sufran. Incluso en muchos países se les han reconocido derechos. 

El diario Clarín propone que antes de llevar un perro a casa respondas un cuestionario. Te compartimos las preguntas: ¿Qué experiencia tuviste como dueño de un perro? ¿Por qué deseas tener un perro? ¿Cómo es el lugar donde vives? ¿Cómo se compone tu familia? ¿Qué espacios piensas compartir con tu mascota? ¿Cómo te imaginas a tu perro ideal?

Los perros son de los mejores animales para convivir. Con todas las consideraciones expuestas aquí, podrás escoger el tipo de perro que se adapte a tu estilo de vida.

 

...

    Suscríbete a nuestro boletín



    ...

      Suscríbete a nuestro boletín